domingo, 5 de julio de 2009

Ailoviu en el Teatro Real - 11 de Junio del 2009

La sola idea de ir a ver a una banda como Ailoviu en un lugar como el Teatro Real ya era suficiente extraña. Pero además de esto, resulta que no era sólo un recital de Ailoviu, si no que el recital venía después de la presentación de una obra multimedia, a cargo del brasilero Daniel González Xavier y la artista visual cordobesa Isabel Caccia. No se si la idea era específicamente poner a estas dos propuestas tan disímiles juntas, pero la verdad es que la combinación no funcionó muy bien que digamos. Por lo menos era en un sótano oscuro, algo más parecido al contexto apropiado para ver a Ailoviu/Aijeichu/Amgonablodydistroiu.


De la obra en cuestión, llamada (creo) Metafases de Los Sentidos y Espacio, mucho no voy a decir porque la verdad, mucho no me gustó, y la idea de este blog es hacer comentarios positivos, al menos en la medida de lo posible. Es decir, la parte estrictamente visual me pareció hermosa, como en general todo lo que hace Isabel Caccia; y hubo un buen 40% de la música que también me gustó, aunque pedía a gritos estar en otro contexto, seguramente un contexto más 'musical'. Pero fue la obra en sí misma la que no me gustó en realidad, con demasiados elementos superpuestos: referencias a la sinestesia, olores en la sala, ojos vendados, interacción con el público, etc. No se si será una cuestión generacional, pero el arte que yo siento más contemporáneo y más propio es uno mucho más simple, íntimo .. no se. Se sintió un poco como un viaje 10 años atrás en el tiempo, y no en el buen sentido.

Después de esto no fue fácil prepararse para disfrutar de un grupo imposible-de-ver-sentado como Ailoviu. Tocaron con su formación de trío, es decir con Coty en bajo, Gon en guitarra y Nacho en batería y voz. La verdad es que el sonido fue bastante desastroso, con la guitarra demasiado atrás, el bajo sonando como una bola y la batería y la voz tapando todo, lo cual en el caso de Ailoviu no es algo tan terrible, la verdad. El sonido del grupo ya de por sí incluye una guitarra aguda, casi sin efectos y medio al fondo, con el bajo y la batería llevando los temas, así que el mal sonido de este caso sólo resaltó eso.


Una de las primeras cosas que uno nota de Ailoviu es que logren hacer música tan personal e interesante usando la ya hartante formación guitarra-bajo-batería-voz, y todo casi sin efectos. Todos usan sus instrumentos de una manera tan idiosincrática, que parece que les importase un carajo cómo se supone que deberían sonar; pero ojo, siempre respetando una lógica interna, donde lo que importa es la relación entre lo que sale de cada instrumento, y en función del resultado final. Esa de hecho es otra de las cosas que noté durante el recital: no hay cuelgue de ningún tipo, no hay jiponada, ni siquiera en las partes más ruidosas; todo es deliberado, los temas están construidos casi como canciones pop, lo cual de hecho los hace miles de veces más efectivos y terribles todavía.



Sobre el sonido del grupo y los temas en sí mismos, creo que la comparación con las bandas de la No Wave de Nueva York de fines de los 70 es inevitable. También, incluso más todavía, la primera producción de Sonic-Youth -lo anterior a Bad Moon Rising- así como también lo primero de Swans. Hubo un par de momentos que podrían haber pertenecido perfectamente al Cop de estos últimos, aunque con una violencia mucho más contenida. La sensación de completa falta de notas, aunque hubiese notas, era total, ayudada por el pésimo sonido. Aunque los momentos ultra lentos están buenísimos, son los temas más bailables mis preferidos, obviamente. El segundo tema, con una batería realmente impresionante a cargo del prodigioso (y prodigiosamente enfermo) baterista-cantante, fue particularmente inolvidable, y sin duda mi preferido de la noche. Las influencias del Postpunk británico, que me consta que existen, no se notan mucho que digamos (excepto tal vez de The Birthday Party). El clima Teenage Jesus / Contortions lo domina todo.


Después los muchachos se fueron a tocar a Casa Babylon abriendo para Billordo, donde seguramente sonaron mejor, pero cuyo escenario alto y alejado de la gente no debe hacerles justicia. Un lugar con buen sonido pero que no deje de ser un sótano oscuro donde el público esté cerca debe ser el lugar ideal para verlos en vivo. Sobre todo un lugar donde ver de cerca al guitarrista tocar autísticamente la guitarra, a la bajista -¡quien ahora también baila!- tocar esas melodías repetitivas una vez tras otra, y al cantante-baterista, quien es verdaderamente un espectáculo en sí mismo.
Ailoviu es hoy en día mi grupo preferido de esta ciudad de mierda, es decir, Córdoba, y es un verdadero placer verlos en vivo.





Ailoviu
http://www.myspace.com/ailoviu
http://www.fotolog.com/aijeichu
http://www.youtube.com/ailoviuaijeichu

Proyectos paralelos
http://www.myspace.com/zueiing
http://www.myspace.com/xoripans

Y además
http://1.bp.blogspot.com/_6ANuDyEP7_E/SZ3z1KSpgVI/AAAAAAAACYQ/fb3KfeyqswU/s400/sandwichR110406_450x330.jpg